Excursiones con niños

Casa Estarrún

10 enero 2019

No hay comentarios

Excursión al Plateau de Sousseaue

Fecha: 15/09/2018. Si se va con niños es mejor realizarla en la primavera tardía o en el verano. La mayor parte del recorrido se realiza entre bosques de abetos y hayas, por lo que la umbría al amanecer y el atardecer humedece el sendero exigiendo precaución, sobretodo en el descenso. Además, hay que aumentar la precaución una vez el sendero se aproxima al río y se eleva por encima a cierta altura, por lo que es necesario coger a los niños de la mano dependiendo de su edad.

Dificultad: Fácil, si se realiza en primavera y verano, y sin nieve.

Duración: Ascensión alrededor de 2,5 horas, y descenso alrededor de 2 horas.

Desnivel: 442 metros.

Altitudes: Aparcamiento: 1.400 metros. Plateau de Sousseaue: 1.842 metros.

Ruta: Véase el track (incluye los cruces y algunas fotografías)

Esta vez nos alejamos un poco del valle de Aísa, para realizar una excursión en un rincón desconocido del valle de Ossau, en la vertiente francesa del Pirineo. Este valle está situado junto al valle de Aspe (publicaremos excursiones de este valle en el blog más adelante, ya que es uno de nuestros preferidos), ambos valles están unidos por el puerto del Marie Blanque, conocido por haber sido ascendido en el Tour de Francia. El valle de Ossau se encuentra en el departamento de los Pirineos Atlánticos.

La mejor manera de acceder a este valle es por el puerto del Portalet, accesible desde el valle de Tena. Una vez pasemos la frontera, divisaremos el imponente Midi D´ossau y descenderemos el puerto (carretera D934) rodeándolo, dejaremos a la izquierda el acceso al tren de Artouste, atravesaremos Gabas, después de dejar a la izquierda la carretera que lleva al lago Bious Artigues. A 4 km después de Gabas hay que girar a la derecha y coger una pista que al principio esta asfaltada y luego es de tierra, en un estado aceptable, y en unos 15 minutos llegaremos al aparcamiento de la que parte la excursión.

El río de Sousseaue

El bosque de Sousseaue

Descripción de la ruta

Lo más impresionante de la ruta son los bosques de clima atlántico (hayedos y abetos, magníficos) que nos encontraremos. Además el río Sousseaue, de bastante caudal, destaca por la claridad de sus aguas y por el llamativo contraste con la roca de granito blanquecino que ha ido erosionando. Partiremos del aparcamiento y atravesando un pequeño murete de piedra nos adentraremos en el bosque e iremos en dirección al río, que cruzaremos por el puente de Goua. Seguiremos el sendero un tanto pedregoso, y a veces, incómodo, arropados continuamente por el frescor del bosque y el musgo. En el primer cruce giraremos a la izquierda, en dirección a Gourette, y continuaremos ascendiendo poco a poco, con tramos de cierta pendiente.

En este primer tramo el sendero coincide con la GR-10, pero a unos 15 o 20 minutos del primer cruce, habrá que estar atentos para coger un sendero a la derecha en dirección a la Plana de Sousseaue, indicado por una pequeña señal colgada de un árbol, por lo que abandonaremos la GR-10 (si siguiéramos la GR-10 llegaríamos al mismo punto, pero daríamos más rodeo, para excursionistas más en forma es una buena alternativa).

Hayas y el río

Granito y el río

Desde aquí el sendero se irá acercando al río de nuevo, y atravesará zonas con bastante pendiente y algún pedregal, en las que hay que extremar la precaución, y tener a los niños cerca, y si son pequeños deberán ir cogidos de la mano. Al llegar al río debemos realizar una parada para descansar, y deleitarnos en este precioso río de alta montaña que se abre paso entre bloques de granito y en las hayas portentosas que lo rodean. Este rincón merece que nos acerquemos al río a remojarnos en sus aguas.

Desde aquí el sendero ira ascendiendo de nuevo, por terreno menos abrupto, hasta que dejemos atrás el bosque y divisemos a lo lejos la plana de Sousseaue, el final de nuestro recorrido. La plana es un pequeño valle verde con vacas y ovejas esparcidas pastando, surcado por el río Sousseaue que se retuerce formando numerosos meandros, y con los picos proyectándose en el río desde el fondo. Es una verdadera gozada poder disfrutar de estos paisajes, todavía, en los Pirineos.

La vuelta la realizaremos por el mismo sendero, es decir, desandaremos lo caminado, aunque existe la posibilidad de volver por la GR-10 que dejamos a la izquierda en nuestro recorrido, realizando una excursión circular.

Llegando a la plana del Valle de Sousseaue

Plana del Valle de Sousseaue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *